Tránsito es un análisis visual de los espacios como escenarios de instantes efímeros vividos por miles de personas, como testigos eternos de historias que ocurren un mismo lugar, dotándolo así de personalidad propia.